Jun
14

4 comidas de verano que puedes preparar fácilmente

champiñon webEl termómetro sube y de manera inversa, nuestras ganas de ponernos delante de la cocina para preparar algo. Comidas de verano rápidas y fresquitas es lo que necesitamos para mantenernos bien alimentados y encima disfrutar de lo que comemos. Por eso, hemos hecho la siguiente selección de recetas de comidas de verano fáciles de preparar y muy muy ricas!

Propuestas de comidas de verano:

– ENSALADA DE CALABACÍN Y SALMÓN MARINADO

Se trata de una receta para cuatro personas que hemos extraído de la estupenda web de cocina de el diario El Pais

Los ingredientes que necesitamos son:

  • 300 gr. de salmón fresco en una sola pieza con piel
  • 1 calabacín mediano
  • 100 gr. de rúcula
  • 40 gr. de piñones
  • 1/2 limón
  • 2 cucharadas de eneldo picado
  • 1 cucharada de vinagre blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Azúcar
  • Sal y pimienta blanca

¿Listo para empezar a prepararla?

Comienza mezclando la misma cantidad de sal y azúcar en un bol (con 500 unos 300 gr. de cada será suficiente) y cubre un recipiente de plástico o cristal con una fina capa de la mezcla.

A continuación, acuesta el salmón en el recipiente, reparte por encima la mitad del eneldo picado y un poco de pimienta blanca, y cubre con más azúcar con sal. Tapa y marina en la nevera entre 24 y 36 horas, retirando de vez en cuando el almíbar que irá saliendo a la superficie. Si quieres que el pescado quede más hecho, le puedes poner peso encima para que pierda más líquido.

Ahora corta el calabacín en rodajas finas, sálalo y déjalo sobre un colador para que suelte líquido durante una hora. Después hay que secarlo.

Mezcla cuatro cucharadas de aceite de oliva, el zumo del medio limón, una cucharadita de vinagre y una pizca de sal y pimienta. Pon el calabacín un tupper o fuente y cubrirlo con el aliño y después mételo en la nevera para dejar reposar una hora (o de un día para otro).

Lava el salmón con cuidado, quítale la piel y córtalo en cubos para después aderezarlo con un poco de eneldo y untarlo ligeramente en aceite.

Tuesta un poco los piñones en una sartén, con cuidado de que no se quemen.

Cuando vayas a tomar la ensalada, pon la rúcula sobre una fuente. Reparte el salmón y el calabacín por encima, y termina con los piñones. Aliña con la marinada del calabacín y más aceite y sal si es necesario.

Es una comida de verano muy sencilla, y lo único que requiere es un poco de previsión porque el proceso de marinar el salmón tarda un día y medio aproximadamente. Ahora bien, vale la pena hacerlo en casa porque está buenísimo y además te ahorras una pasta respecto al comprado.

– CARPACCIO DE CHAMPIÑONES, TOMATE CONCASSE Y SALSA DE PIMIENTA SICHUAN 

Este es un entrante sencillo, pero sabroso y refrescante que hemos elegido de la web gastronimiaycia

Cuando empleamos champiñones crudos en una receta, es imprescindible que guste tomarlos sin cocinar, el sabor es muy particular, además se ve pronunciado por la salsa con toques cítricos y pimienta de Sichuan. El tomate aporta el toque dulce al Carpaccio de champiñones con y salsa de pimienta Sichuan, y refresca… una delicia.

Los ingredientes que vamos a necesitar son:

350 gramos de champiñones, 2 tomates de ensalada maduros o 4 tomates pera, piel de lima fresca, sal, aceite de oliva virgen extra.

Y para la salsa:

150 gramos de queso fresco batido 0%, 1 c/c de ajo en polvo, 1 c/c de piel de lima seca (similar al loomi o limón negro), 1 c/c de pimienta de Sichuan, 1 c/c de albahaca fresca picada, sal.

Comenzamos…

Prepara la salsa para que mientras reposa en el frigorífico, vaya fusionando sabores. Para ello, machaca en el mortero o suribachi la pimienta de Sichuan, ponla en el recipiente en el que prepararás la salsa e incorpora la piel de lima seca recién rallada, la albahaca, el ajo en polvo y la sal, a continuación incorpora el queso fresco y mezcla bien. Cubre el recipiente con film transparente y déjalo en el frigorífico hasta el momento de servir.

Pela los tomates, puedes escaldarlos si lo deseas para que resulte más fácil retirar la piel. Córtalos en gajos y retira las semillas del interior, dejándolos escurrir bien para que suelten el agua de vegetación. Corta los gajos en tiras y después en cubitos, algo más grandes que una brunoise, reserva. Guarda la parte de las semillas, también denominada caviar de tomate, para otra receta de cocina.

Limpia bien los champiñones, corta el pie y pela el sombrero, lamina los champiñones (puedes hacerlo en vertical o en horizontal, para una presentación más elegante utiliza sólo la parte blanca del sombrero y reserva los pies para otras recetas, entonces quizá necesitas más champiñones).

Y para el emplatado…

Sirve en los platos el carpaccio de champiñones, coloca en el centro un aro de emplatar y rellénalo con el tomate concasse, extrae un poco de piel de lima fresca con ayuda de un zester y repártela, sala al gusto y añade la salsa de pimienta Sichuan. Finalmente adereza con un hilo de aceite de oliva virgen extra y sirve. ¡Buen provecho!

– GAZPACHO DE SANDÍA

¿Hay algo más refrescante que un gazpacho de sandía? Gracias a la web de javirecetas, vamos a conocer cómo se elabora un gazpacho en el que sustituimos el pepino por la sandía

Como verás, la receta es muy sencilla y más refrescante que el gazpacho tradicional ya que no lleva pan y lleva muy poco aceite. Además no necesitamos añadir agua ya que la sandía se encarga de aportar toda la necesaria.

Los ingredientes para hacer Gazpacho de Sandía:

  • 600 gramos de tomate en rama
  • 500 gramos de sandía (con la piel ya quitada)
  • 35 gramos de cebolla
  • 40 gramos de pimiento verde
  • 1 diente de ajo pequeño
  • 1 cucharada de Aceite de Oliva
  • Entre 1 y 3 cucharadas de vinagre de vino blanco (al gusto)
  • 2/3 de una cuchara pequeña con sal

A cocinar!

Lava bien los tomates y el pimiento.

Pela la cebolla y corta un trozo de unos 35 gramos. Corta un trozo de pimiento de unos 40 gramos. No hace falta cortar fino ni la cebolla ni el pimiento, dale varios cortes y listo.

Pela el ajo, córtalo a lo largo y quítale el germen que trae en el centro.  Así conseguirás que el ajo amargue menos.

Ahora corta los tomates en trozos pequeños (así funcionará mejor la batidora) y échalos dentro del vaso de la batidora. Añade por encima del tomate el ajo, la cebolla y el pimiento que teníamos preparado. Bate hasta que quede todo bien fino. Si quieres éste es el mejor momento para colar (filtrar) el gazpacho con un colador de malla fina, pero yo no lo hago a menos que la piel del tomate sea muy gorda o esté muy seca.

Ahora preparamos la sandía que ya la tendremos sin piel. Le quitamos todas las pepitas que podamos y la cortamos en varios trozos. Echa la sandía a la batidora y añade la sal, el aceite y el vinagre. Bate durante unos minutos hasta que esté todo bien fino.

Ahora prueba el gazpacho de sandía y si hace falta añade una pizca más de sal o de vinagre, a tu gusto!!

Por último mete en la nevera y déjalo allí durante al menos un par de horas para que se ponga bien fresquito

Si quieres puedes decorar el vaso en el que sirvas el gazpacho con unas bolitas de sandía (como en la fotografía) y antes de servirlo siempre hay que mezclarlo un poquito con un cuchara grande o si puede ser con la batidora mejor. Fuera de la cocina y a comer!!

A la hora de comprar la sandía tienes que tener en cuenta que para conseguir medio kilo de sandía sin piel tienes que partir de unos 900 gramos de sandía 😉

– LECHE MERENGADA

Y terminamos nuestras propuestas de comidas de verano con un delicioso postre.

La receta lleva una cantidad mínima de azúcar, pero si sois golosos podéis aumentarla en el primer paso al hervirla con la leche o después, pero entonces preferiblemente en forma de azúcar glas para que se disuelva bien.

Los ingredientes que vamos a necesitar:

Para 1 litro (en volumen)

  • 500 ml de leche
  • La piel de un limón
  • 1 palo de canela
  • 75 g de azúcar (5 cucharadas)
  • 2 claras de huevo
  • Canela en polvo

¿No se te hace la boca agua?

Pelar cuidadosamente el limón intentando coger sólo la parte amarilla para que el albedo blanco no amargue.

Calentar la leche en un cazo junto con la piel del limón, el palo de canela partido en dos y 3 cucharadas de azúcar (unos 45-50 gramos). Cuando alcance el hervor apartar el cazo del fuego y dejar infusionar mientras se templa al menos 15 minutos.

Colar la leche tibia para eliminar los sólidos, guardarla en un recipiente con tapa y enfriarla en la nevera.

Cuando esté completamente fría, congelar la leche. Triturarla con la batidora cuando haya empezado a cristalizar y repetir este proceso otras dos veces. El intervalo de tiempo entre batido y batido puede ser de unas 2 horas, pero depende del tamaño y forma de vuestro recipiente.

Montar las claras a punto de nieve. Cuando obtengamos picos duros, agregar 2 cucharas de azúcar (30 gramos) y seguir batiendo hasta obtener un merengue firme y brillante que no se mueva al invertir el bol.

Añadir el granizado de leche a las claras poco a poco y con movimientos suaves para no perder esponjosidad. Servir inmediatamente en copas o vasos y espolvorear con canela en polvo.

!TODO EL MUNDO A COCINAR¡

Si te gustó esta noticia, entérate antes que nadie de las últimas novedades de nuestro blog.

Recibe las noticias en tu correoSi lo prefieres, recibe las noticias en tu correo:


  • Compartir en Meneame
  • Compartir en Delicious
  • Compartir en Bitacoras
Déjanos tu comentario

* Tu e-mail no se hará público

Tu comentario

© Copyright 2010 Balneario de Archena - Acerca de Balneario de Archena - Aviso legal / Política de privacidad - Condiciones de uso - Contacto - Diseño web: e_make