Jun
24

Posturas de yoga para principiantes

posturas de yoga para principiantesPorque el yoga mejora de forma importante la salud de quienes lo practican, hoy hemos querido detenernos en las mejores posturas de yoga para principiantes como tú. Las posturas de yoga no dejan de sorprender por los beneficios físicos, mentales y espirituales que se consiguen en las clases de yoga. Siéntete en el aire por dentro y por fuera. El yoga aporta una expansión en todos los campos de la existencia humana. Su práctica garantiza un cuerpo firme, una mente estable y un espíritu benevolente.

Beneficios del yoga para principiantes

Vamos a empezar por los beneficios mentales que son igual o más importantes que los físicos

  • En primer lugar, vas a mejorar la concentración ya que la penetración de las posturas de yoga profundiza y extiende la concentración, la memoria y la atención.
  • Estabilidad emocional: el contacto con el yo interno nos da perspectiva sobre la vida y aísla la mente de las preocupaciones
  • Tranquilidad en el mente, tolerancia en la mente y la absorción en el yo interno genera un estado permanente de paz y tranquilidad.
  • Autoreconocimiento: desarrolla las habilidades necesarias para comprender el funcionamiento de la mente a través de la observación de la actividad del propio cuerpo y de la respiración.
  • Desarrollo integral y progresivo de mente y cuerpo: facilitando la expresión de los potenciales del practicante y fortaleciendo el autoestima.

Y si por si esto fuera poco, la práctica del Surya Namaskar (“Saludos al sol”) y el pranayama Kapalbhati (respiración abdominal) son dos de las diferentes técnicas que el yoga brinda para la pérdida de peso. Además, con el tiempo, los practicantes tienden a volverse más sensibles acerca de la clase de alimentos que consumen y el momento adecuado para hacerlo. Esto también ayuda a mantener un control del peso.

El ser humano es una combinación perfecta de cuerpo, mente y espíritu. Una irregularidad a nivel físico afecta el plano mental. Del mismo modo, cualquier inquietud presente en la mente puede manifestarse como una enfermedad en el cuerpo. Las posturas de yoga no sólo masajean los distintos órganos del cuerpo, sino que además fortalecen el sistema muscular. Complementariamente, las técnicas de respiración y los pranayamas ayudan a liberar el estrés, lo que se traduce en una mejora en el sistema inmunológico, comprobado científicamente.

Posturas de yoga para principiantes

Para comenzar con una rutina de posturas de yoga, hemos revisado varias páginas de profesionales y hemos decidido recomendaros la de yogateca. En ella, encontramos una serie de recomendaciones y videos sobre las primeras posturas de yoga para los que se inician en este disciplina. Os animamos que empecéis a practica el Saludo al sol:

  • Primera colocación: “Postura de la Montaña” o Tadasana. Alarga tu cuerpo, busca tu centro y respira profundo, luego exhala por nariz lentamente. Libera tus brazos y relaja hombros.
  • Segunda colocación: “Postura de la Montaña hacia arriba”. En esta colocación subes tus brazos y respiras profundo. Tu vista está en el cielo, une las palmas de tus manos.
  • Tercera colocación: “Postura de la Cigüeña” o Uttanasana. Bajas los brazos y torso, mientras exhalas lento y buscas con la frente tus rodillas y las manos se van a los tobillos.
  • Cuarta colocación: “Postura del Plegado frontal” o Urdhva Uttanasana. Respira profundo elevando tu cabeza hacia adelante, logrando con ella la altura de la pelvis y alargando toda tu espalda. Cuida no forzar hacia atrás tus rodillas.
  • Quinta colocación: “Postura de la Plancha” o Chaturanga Dandasana. Conocida también como “Push up” o lagartija. Debes exhalar mientras llevas una pierna hacia atrás y luego la otra, para estirar ambas y alinear tu cuerpo. Los codos siempre están unidos a la cintura y debes estirar muy bien tus piernas para proteger las rodillas. No descuelgues la pelvis o la cabeza.
  • Sexta colocación: “Postura del Perro boca arriba” o Urdhva Mukha Svanasana. Respira profundo al mismo tiempo que bajas tu pelvis al piso y subes tu cabeza. Cuida mucho de no forzar tus codos; lo mejor es que los flexiones un poquito y liberes los hombros hacia abajo.
  • Séptima colocación: “Postura del Perro boca abajo” o Ardho Mukha Svanasana. Puedes llegar a ella directamente subiendo la pelvis y bajando tu cabeza. Cuando el cuerpo no está suficientemente fuerte, para evitar lesión en la columna, lo mejor es que primero bajes tu cabeza, apoyes rodillas y manos al piso, y luego subas la pelvis estirando piernas, empujando tus talones al piso y alargando la espalda, como si acercaras tu pecho a las rodillas. Exhala mientras llegas a esta colocación.
  • Octava colocación: “Postura del Plegado Frontal” o Urhva Uttanasana. Regresas a esta postura inhalando, acercando primero hacia adelante un pie y luego el otro, para elevar por adelante tu cabeza y torso. Exhala mientras bajas de nuevo a “Postura de la Cigüeña”, bajando las manos a los tobillos y la frente hacia las rodillas.
  • Novena colocación: “Postura de la Montaña hacia arriba” llegas a ella subiendo tus brazos por los lados, tu cabeza y torso buscan dirección al cielo y tus manos se unen arriba. Respira mientras te elevas.
  • Décima colocación: “Postura de la Montaña” o TadasanaExhala lento y baja tus brazos al descanso a la par de la cadera.

 

Si te gustó esta noticia, entérate antes que nadie de las últimas novedades de nuestro blog.

Recibe las noticias en tu correoSi lo prefieres, recibe las noticias en tu correo:


  • Compartir en Meneame
  • Compartir en Delicious
  • Compartir en Bitacoras
Déjanos tu comentario

* Tu e-mail no se hará público

Tu comentario

© Copyright 2010 Balneario de Archena - Acerca de Balneario de Archena - Aviso legal / Política de privacidad - Condiciones de uso - Contacto - Diseño web: e_make