Jun
01

Alimentos que te ayudan a conseguir un bronceado natural

bronceado naturalLlega el calor, la ropa ligera y nuestros deseos de lucir un bronceado natural, por eso hoy nuestro post va dedicado a unas recomendaciones de alimentación que nos permitirán broncearnos más rápido y de forma más saludable.  A los consejos que ya os hemos dado sobre la alimentación en verano en otras ocasiones, vamos a sumarles las siguientes.

Para un bronceado natural hay que comer…

La fama de la zanahoria como protector de la piel y la visión es cierta pues, está avalada por sus contenidos en Vitamina A y carotenoides que una vez ingeridos se transforman igualmente en Vitamina A. Además, contiene un carotenoide sin actividad provitamínica A, que es la luteína y se encuentra en la retina y el cristalino. Así, puede prevenir el daño oxidativo inducido por la luz protegiendo a la vista del deterioro asociado a la edad.

Las espinacas son menos conocidas en este campo, pero gracias al alto contenido en betacaroteno, esta verdura fomenta y prolonga el bronceado durante más tiempo. Así que además de recomendarlo para cualquier dieta, es un alimento que cumple con la función de prepararnos para el sol.

¿Sabías que la manzana es una de las frutas que más ayuda en la fijación del bronceado? Además, cuenta también con cualidades saciantes, anticatarrales, antiinflamatorias…

El licopeno es un pigmento natural que aporta al tomate su color rojo característico y que se absorbe mejor, si el tomate se consume cocinado o si le añadimos aceite de oliva virgen extra, pues el licopeno es soluble en grasas. Además, no solo elimina los radicales libres producidos por el metabolismo, el estrés y la radiación solar, sino que además ayuda a evitar la oxidación del colesterol en las venas previniendo la arteriosclerosis.

La soja es un potente antioxidante y como tal ayuda a fijar el moreno. Es aconsejable para prolongar ese tono bronceado que vamos consiguiendo poco a poco.

Otros consejos para un bronceado natural

Además, de cuidar nuestra alimentación, debemos tener en cuenta otros factores como la hidratación o la forma de cocinar.

En primer lugar, debemos aumentar el consumo de frutas y verduras de temporada, seguir una dieta rica en Omega 3 y antioxidantes y disminuir la proteína animal procedente de las carnes y aumentar el consumo de proteína vegetal procedentes de las legumbres.

Asimismo, es necesario aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina D y A y eliminar los alimentos refinados, procesados o altos en azúcar.

Tampoco hay que olvidar que los lácteos y más en concreto los desnatados, deben quedar fuera de nuestra dieta ya que la grasa que eliminan es sustituida por azúcar.

Y por último, en la medida de lo posible, debemos evitar las cocciones a altas temperaturas: ayuda a disminuir los radicales libres.

Si te gustó esta noticia, entérate antes que nadie de las últimas novedades de nuestro blog.

Recibe las noticias en tu correoSi lo prefieres, recibe las noticias en tu correo:


  • Compartir en Meneame
  • Compartir en Delicious
  • Compartir en Bitacoras
Déjanos tu comentario

* Tu e-mail no se hará público

Tu comentario

© Copyright 2010 Balneario de Archena - Acerca de Balneario de Archena - Aviso legal / Política de privacidad - Condiciones de uso - Contacto - Diseño web: e_make