Dic
28

Los efectos perjudiciales de las grasas trans

grasas transMucho se oye hablar de los daños que pueden causar a nuestra salud las grasas trans, e incluso que la Organización Mundial de la Salud recomienda evitar al máximo su consumo, por eso vamos a concretar sobre lo que son este tipo de grasas, dónde se encuentran y qué efectos perjudiciales pueden provocar.

¿Qué son las grasas trans?

Las grasas trans son un tipo de ácido graso insaturado que se encuentra principalmente en alimentos industrializados que han sido sometidos a hidrogenación o al horneado. La carne y los productos lácteos procedentes de animales clasificados como los rumiantes, como las vacas, cabras y ovejas, contienen una pequeña cantidad de grasas trans naturales, pero la mayoría de las grasas trans provienen de un proceso hecho por el hombre.

Los grasas trans se forman en el proceso de hidrogenación que se realiza sobre las grasas con el fin de solidificarlas para utilizarlas en diferentes alimentos. Además, favorece la frescura, le da textura y mejora la estabilidad. Un ejemplo es la solidificación del aceite vegetal, líquido, para la fabricación de margarina. Inicialmente no se fabricaban mediante hidrogenación y se ha descubierto que el resultado puede ser perjudicial para la salud.

Según la OMS,  una dieta saludable debe evitar estas grasas lo máximo posible, ya que pueden ser particularmente peligrosos para el corazón y se asocian con el mayor riesgo de desarrollo de algunos cánceres. Los estudios más recientes demuestran que las concentraciones más altas de grasas trans pueden incrementar el riesgo de diabetes de tipo II.

No sólo provocan mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, hipertensión, diabetes, obesidad, sino que también causan deterioro cognitivo. Un elevado consumo de grasas trans parece estar vinculado a una peor memoria.

¿En qué alimentos están las grasas trans?

¿Sabías que la ingesta diaria de cinco gramos de grasas trans es suficiente para aumentar un 25% el riesgo de enfermedades cardiovasculares?

Para evitar este tipo grasas, debemos tener en cuenta que se encuentran de forma habitual en snacks y aperitivos salados como palomitas de maíz o patatas fritas, alimentos precocinados, galletas, margarinas y bollería industrial.

En cualquier caso, lo mejor es siempre consultar las etiquetas porque, por ejemplo, en el caso de las margarinas, algunas de ellas se someten a procesos de hidrogenación que consiguen reducir la cantidad de grasas trans de su composición.

Es mirando la etiqueta, en la lista de ingredientes cómo lo podremos saber, porque aquí es donde los fabricantes deben indicar si el producto tiene grasas hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas.

Y si quieres saber más sobre el tipo de grasas y su localización en alimentos, puedes consultar en una serie de artículos dedicado al tema, del diario abc.

Si te gustó esta noticia, entérate antes que nadie de las últimas novedades de nuestro blog.

Recibe las noticias en tu correoSi lo prefieres, recibe las noticias en tu correo:


Categorías: Balneario de Archena, dieta

  • Compartir en Meneame
  • Compartir en Delicious
  • Compartir en Bitacoras
Déjanos tu comentario

* Tu e-mail no se hará público

Tu comentario

© Copyright 2010 Balneario de Archena - Acerca de Balneario de Archena - Aviso legal / Política de privacidad - Condiciones de uso - Contacto - Diseño web: e_make