Abr
11

Los mejores consejos para alimentación en el embarazo

alimentación en el embarazoSiempre debemos comer de todo y mantener una dieta equilibrada, pero aún con más motivo cuanto se está esperando un hijo. La alimentación en el embarazo es una de las principales preocupaciones que surgen cuando la mujer se entera de la buena noticia. Vamos a resolver algunas claves para alimentarnos de la mejor forma posible en momentos tan importantes de la vida.

Lo mejor para la alimentación en el embarazo

Es importante para una mujer embarazada consumir una dieta bien equilibrada con todos los nutrientes apropiados y hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio por día para tener un embarazo saludable.

Las necesidades del feto y de la futura mamá varían en función del trimestre de embarazo. Por ejemplo, antes de la concepción y durante el primer trimestre la mamá debe tener reservas suficientes de ácido fólico, para prevenir defectos en el desarrollo del embrión. Además, los posibles trastornos, como las náuseas y los vómitos, pueden hacer que la embarazada tenga menos apetito o no tolere determinados alimentos. Por su parte, en el segundo y el tercer trimestre, la dieta de la embarazada puede variar en función de los resultados de los análisis. Así, si sufres un déficit de hierro o te han detectado diabetes gestacional, deberás adecuar tu dieta a las nuevas circunstancias. En cualquier caso, el ginecólogo y la matrona te darán las pautas necesarias o, incluso, te darán una dieta a medida.

Si hablamos de pan, cereales, arroz y pasta, hablamos de alimentos que aportan carbohidratos. Estos convierten en energía para el cuerpo y para el crecimiento del bebé. Además, estos productos de granos enteros y fortificados tienen ácido fólico y hierro.

Las verduras son una buena fuente de vitaminas A y C, ácido fólico, hierro y magnesio, por lo que la embarazada debe comer de 4 a 5 porciones al día. Lo ideal es que por lo menos dos de las porciones diarias de verduras sean de hoja verde.

Las frutas aportan las vitaminas A y C, potasio y fibra y 3 o 4 porciones al día es lo perfecto.

Los productos lácteos son una gran fuente de proteínas, calcio y fósforo.

Carne de res, carne de aves, pescado, frijoles secos, huevos y nueces son una buena fuente de vitaminas del grupo B, proteína, hierro y zinc y deben estar incluidas en la alimentación en el embarazo tres veces al día.

Lo que no incluye una buena alimentación en el embarazo

Durante todo el embarazo, no se debe tomar ningún tipo de bebida alcohólica. También se deben evitar las comidas preparadas que contengan mucha grasa (hamburguesas y otros productos similares) y el hígado.

El hígado de los animales, y especialmente de los pescados, tiene un contenido muy alto de vitamina A, que cuando se ingiere en exceso incrementa el riesgo de alteraciones del desarrollo embrionario. Además, ciertos productos que se añaden a los piensos se acumulan en el hígado, por tanto, podrían pasar a la mujer embarazada.

No obstante, como el efecto depende de la dosis, si la mujer embarazada ha tomado hígado algún día o un poco de paté, no debe alarmarse. Simplemente ha de evitar consumirlo con frecuencia, o no volver a consumirlo, si es posible.

Salvo en las mujeres que son diabéticas, no está contraindicado el consumo de azúcar, pero hay que tomarlo con moderación.

Igualmente con la sal, salvo que el médico lo prohíba, las embarazadas deben consumir sal con moderación, aunque es fundamental que la sal sea yodada.

 

Si te gustó esta noticia, entérate antes que nadie de las últimas novedades de nuestro blog.

Recibe las noticias en tu correoSi lo prefieres, recibe las noticias en tu correo:


  • Compartir en Meneame
  • Compartir en Delicious
  • Compartir en Bitacoras
Déjanos tu comentario

* Tu e-mail no se hará público

Tu comentario

© Copyright 2010 Balneario de Archena - Acerca de Balneario de Archena - Aviso legal / Política de privacidad - Condiciones de uso - Contacto - Diseño web: e_make