Jul
10

Cómo prevenir el corte de digestión

corte de digestion

El corte de digestión, o lo que es lo mismo hidrocución,  son los síntomas digestivos que tienen lugar al producirse un choque térmico. Cuando el cuerpo entra en contacto con agua fría, se producen unos cambios en la presión arterial y en la frecuencia cardiaca.

Aunque la Organización Mundial de la Salud avisa de que ninguno de los miles de casos por ahogamiento que se producen al año, están causados directamente por un corte de digestión, vamos a repasar qué debemos hacer para evitar un corte de digestión.

Cómo evitar el corte de digestión

Los expertos dan los siguientes consejos para evitar el corte de digestión:

  • Procurar no bañarse después de comer. Como decían nuestros abuelos, es recomendable esperar entre 2 y 3 horas antes de entrar al agua y hacerlo de forma progresiva. Se aconseja además realizar comidas ligeras antes de sumergirse en la playa o en la piscina. Incluso, es aconsejable mojarse antes de entrar al agua. Acostumbrar el cuerpo a la temperatura del agua es un proceso lento y progresivo. Si se siente mucho frío, hay que salir del agua inmediatamente.
  • Evitar nadar después de la ingesta de comida. Aunque el esfuerzo físico no interfiere en el funcionamiento del proceso digestivo, se ha descrito un reflejo gastrocoronario consistente en la constricción de las arterias que riegan el corazón al aumentar la presión en el interior del estómago. Si bien las personas sanas pueden nadar después de comer sin ningún peligro, es mejor guardar las precauciones debidas.
  • Tener cuidado con los cambios bruscos de temperatura. Esta recomendación deben tenerla en cuenta en especial las personas mayores o con enfermedades cardiovasculares, ya que son más propensas a sufrir enfriamiento o hidrocución (parada cardiaca y respiratoria por inmersión en el agua fría).
  • Nadar en zonas vigiladas y con medidas de seguridad. Si se nada en la playa, es aconsejable hacerlo siempre en zonas vigiladas por socorristas y observar las banderas. La bandera roja significa playa cerrada a bañistas, la amarilla indica precaución y la verde, mar calma. Debemos evitar alejarnos de la costa y nadar siempre paralelamente a ella.

Qué hacer frente al corte de digestión

En ocasiones el choque térmico es tan fuerte que puede desencadenar un reflejo de inhibición de la respiración y la circulación que desemboca en una parada cardiorrespiratoria. Cuando una persona sufre este proceso se dice que es un «ahogado blanco». La reserva de oxígeno que se queda en los pulmones amortigua la hipoxia durante unos minutos y la persona se queda flotando en el agua, muy probablemente en la «posición de medusa».

El primer paso es sacar a la persona del agua, tumbarla boca arriba en el suelo y comprobar si respira o no. Si respira es adecuado colocarla en posición lateral de seguridad: esto es, básicamente, ponerla de lado con la cabeza apoyada en un brazo y una pierna doblada para mantenerse en la postura.

En caso de que no respire, es esencial comenzar cuanto antes las maniobras de reanimación cardiorrespiratoria (RCP), que consisten en una combinación de masajes cardíacos e insuflaciones (ventilación forzada por boca a boca o con algún dispositivo) para mantener la circulación de la sangre en la medida de lo posible y evitar el daño cerebral hasta que llegue el rescate. El primer paso es echar la cabeza del afectado hacia atrás, tirando de la frente y del mentón para mantener las vías abiertas. (Esquemas de la RCP aquí).

A continuación, hay que arrodillarse al lado de la persona que está tumbada, en un lateral, y apoyar el talón de una mano en el esternón, a la altura de la línea imaginaria formada por los pezones. A continuación, se apoya el otro talón de la mano sobre la primera, entrelazando los dedos, se estiran los brazos y se comienza a bascular con el cuerpo a través de la cadera, sin doblar los brazos. Se debe seguir un ritmo de más de 90 compresiones al minuto, y dejar que el tórax se recupere entre empujón y empujón. Se suele recomendar hacer ciclos de 30 compresiones seguidas de dos insuflaciones boca a boca (si hay dos personas ayudando una puede encargarse de cada cosa e incluso turnarse para no cansarse).

Después de lo escrito, sólo nos cabe invitarte a bañarte en el agua templadita de las piscinas de agua termal de Balneario de Archena. Tranquilidad, buena temperatura y excelentes profesionales evitarán que sufras ningún corte de digestión.

Si te gustó esta noticia, entérate antes que nadie de las últimas novedades de nuestro blog.

Recibe las noticias en tu correoSi lo prefieres, recibe las noticias en tu correo:


Categorías: salud

  • Compartir en Meneame
  • Compartir en Delicious
  • Compartir en Bitacoras
Déjanos tu comentario

* Tu e-mail no se hará público

Tu comentario

© Copyright 2010 Balneario de Archena - Acerca de Balneario de Archena - Aviso legal / Política de privacidad - Condiciones de uso - Contacto - Diseño web: e_make