Oct
23

Recetas saludables para este invierno

recetas saludablesAunque este año parece que el frío se está resistiendo, pronto necesitamos renovar nuestro menú con recetas saludables que contengan productos de temporada porque son más sanos, más baratos y porque ayudan nuestras defensas. Y si te preguntas si es posible comer ligero en invierno sin quedarte insatisfecho, lee con atención las recetas saludables que te proponemos.

Recetas saludables con productos de temporada

Las hortalizas más típicas de esta época del año son las pertenecientes a la familia de las crucíferas, entre las que destacan múltiples variedades: coles, coles de Bruselas, brócoli, remolacha, apio, nabo y col rábano, entre muchas otras. También se dispone de calabazas, puerros, zanahorias, espinacas… Con ellas se pueden preparar multitud de primeros platos compuestos por cremas de verduras u hortalizas estofadas, rebozadas, hervidas, etc.

Vamos a comenzar por un producto que estas semanas de Halloween vamos a ver mucho por todos lados, la calabaza y la crema de calabaza.

La calabaza, que se encuentra casi regalada en las fruterías, es una hortaliza baja en calorías con un alto contenido en fibra y vitamina A. Su color naranja es consecuencia de su alto contenido de beta caroteno que ayuda a prevenir enfermedades del corazón. Hay múltiples formas de preparar la calabaza. Se puede tomar simplemente cocida, acompañada de patatas, pero en España como siempre se ha comido es en puré, y no hay receta más sencilla en el universo.

Comenzamos poniendo cinco vasos de agua a cocer en una cazuela. Pelamos la calabaza, lávala, retira las pepitas y córtala en trozos. Pela, lava y corta también 1 puerro, 2 zanahorias y 250 gr de patatas. Cuando el agua esté caliente, echa todas las verduras, añade dos cucharadas de aceite y sal y pimienta al gusto. Tapa la olla y deja cocer la mezcla 25 minutos a fuego medio. Tras esto pasa la crema por la batidora eléctrica o el pasapurés. La crema es exquisita si además se le añade un par de quesitos, pero claro, aumentan las calorías del plato.

Otro producto típico del invierno son las batatas. La batata o boniato es un tubérculo  cuyo consumo en España se ha limitado siempre a los puestos de castañas navideños. Dado el crecimiento de la población latinoamericana, entre los que el boniato es muy popular, cada vez es más fácil de encontrar en las fruterías. Se trata de una hortaliza baja en calorías y rica en potasio, que puede ayudarnos a mantener unos niveles de tensión arterial saludables. Si consumes la piel, además, es una buena fuente de fibra. Es un acompañamiento perfecto para la carne. Así que vamos a prepara Batatas al horno

Precalienta el horno a 220 grados. Lava y seca las batatas, córtalas longitudinalmente y, después, corta en cuatro cada mitad. Coloca la batata en un bol y mézclala con 3 cucharas soperas de aceite de oliva, sal, pimienta y romero (se puede echar al gusto otras especias). Coloca papel de aluminio sobre una bandeja de horno y dispón los trozos de batata sobre este. Hornea durante 15 minutos, con unas pinzas dale la vuelta a cada trozo, y hornea otros 15 minutos. Sirve inmediatamente.

Continuamos con otro plato calentito, sano, de temporada y muy fácil de elaborar: Alcachofas con almejas.

Escurrimos las almejas y las ponemos en una cazuela con un dedo de agua en el fondo. Colocamos la olla al fuego y cocemos hasta que se abran, lo cual no les llevará más de 2 o 3 minutos una vez que el agua comience a hervir. Escurrimos las almejas para un platito colando y  reservando su agua.

Limpiamos las alcachofas retirando las hojas exteriores hasta llegar a la zona más tierna del corazón. Limpiamos los palos y cortamos la punta más seca. A medida que vamos limpiando y cortando las alcachofas en cuartos las vamos dejando en un bol con agua y abundante zumo de limón. Así evitaremos que se oxiden en la medida de lo posible.

En una sartén calentamos 4 cucharadas de aceite de oliva. Añadimos los dientes de ajo bien troceados y 3 o 4 cucharadas de perejil triturado. Cuando el ajo comience a dorarse agregamos las alcachofas escurridas y secas. Cocinamos durante 10 minutos, removiendo de vez en cuando. Añadimos la harina a la cazuela y la doramos con el resto de verduras. Añadimos el vino y dejamos que se evapore al alcohol durante unos minutos.Añadimos el vino y dejamos que se evapore al alcohol durante unos minutos. Incorporamos el caldo de la cocción de las almejas y cocinamos durante 10 minutos. Comprobamos la sal añadiendo más si fuera necesario. Añadimos las almejas reservadas a la cazuela, dejamos medio minuto para que vuelvan a adquirir temperatura y retiramos del fuego.

Más recetas saludables para este invierno

Ahora os proponemos una crema de coliflor con láminas de bacalao.

En un cazo damos un hervor con un poco de agua a las tajadas de bacalao desalado y en  un minuto las sacamos del agua de cocción, teniendo en cuenta que el bacalao debe quedar jugoso.
Cuando esté frío separamos con mucho cuidado las láminas y las reservamos. Limpiamos la coliflor, la cortamos en ramilletes y la cocemos en abundante agua con sal durante 15-20 minutos.
Una vez cocida, reservamos unos ramilletes pequeños para la guarnición. Mezclamos el resto de los ramilletes con un vaso de caldo de cocción, 2 decilitros de nata liquida, las cuatro cucharadas de aceite de oliva y el diente de ajo dorado previamente en una sartén.
Trituramos la mezcla con un poco de sal, ponemos a cocinar hasta que espese ligeramente y volvemos a triturar hasta conseguir una crema fina.
Acompañamos de unas láminas de bacalao con un poco de aceite de oliva, un ramillete de coliflor cocido espolvoreado de pimentón dulce y perejil y LISTO!!

Y por último un plato por si eres más friolero: alubias rojas con acelgas

La noche anterior a la elaboración del plato, limpiamos las alubias con agua fría y las ponemos en remojo dentro de una cazuela o en un recipiente de cristal. Al día siguiente, introducimos las alubias en una cazuela con agua fría y limpia. Añadimos un chorro de aceite, la zanahoria pelada y cortada en rodajitas, media cebolla y el puerro las dos hortalizas cortadas en brounoisse (picado muy fino).
Cuando empiece a hervir, rompemos el hervor echando un vaso de agua fría. Después, ponemos el puchero a fuego lento, dejando cocer las alubias durante dos horas. Si se realiza en una olla rápida, con 45 minutos basta. Cuando las alubias estén casi cocidas, agregamos las acelgas troceadas.
A continuación, preparamos en una sartén un sofrito con unas cucharadas de aceite y la otra media cebolla picada muy fina. En el momento en que la cebolla empieza a dorarse, agregamos el ajo cortado muy pequeño, al tiempo que apartamos la sartén del fuego y añadimos una cucharadita de pimentón picante.
Rehogamos bien y vertemos en la cazuela de las alubias. Esperamos a que las alubias se acaben de cocinar, las retiramos del fuego y dejamos reposar una media hora. Servimos bien caliente.

 

Si te gustó esta noticia, entérate antes que nadie de las últimas novedades de nuestro blog.

Recibe las noticias en tu correoSi lo prefieres, recibe las noticias en tu correo:


  • Compartir en Meneame
  • Compartir en Delicious
  • Compartir en Bitacoras
Déjanos tu comentario

* Tu e-mail no se hará público

Tu comentario

© Copyright 2010 Balneario de Archena - Acerca de Balneario de Archena - Aviso legal / Política de privacidad - Condiciones de uso - Contacto - Diseño web: e_make