May
23

Ya existe un mecanismo científico para luchar contra el envejecimiento

La búsqueda de la eterna juventud es un viejo anhelo de la ciencia. Hasta ahora, sólo dos equipos de expertos han encontrado fórmulas que han demostrado prolongar la vida en animales: una permanente dieta baja en calorías y la rapamicina, un hongo de Isla de Pascua que se usa hoy como inmunosupresor.

Ahora, un grupo de investigadores de la U. de Yeshiva, en Estados Unidos, no sólo logró que ratones vivieran un 20% más que el promedio, sino que descubrieron que la clave del envejecimiento estaría en el cerebro.

Los expertos descubrieron que el hipotálamo, una estructura ubicada en el centro del cerebro y que se encarga de liberar hormonas y coordinar conductas básicas, como regular la temperatura, la alimentación, el apareamiento y la agresión, también es el encargado de iniciar una serie de procesos químicos que son los que causan el envejecimiento.

“Los científicos se han preguntado durante mucho tiempo si el envejecimiento se produce de forma independiente en varios tejidos del cuerpo o si puede ser regulado activamente por un órgano en el cuerpo”, dice el autor principal de la investigación, Dongsheng Cai.

La respuesta fue afirmativa: el hipotálamo es capaz de controlar el envejecimiento que ocurre a nivel general en todo el cuerpo.

De acuerdo al estudio publicado en Nature, en esta estructura del cerebro se produce una vía de señalización molecular que está relacionada con la edad y que, de controlarla, se podrían combatir las enfermedades propias de la vejez y aumentar la longevidad.

De hecho, en las pruebas realizadas en ratas, éstas extendieron su vida en cinco meses, lo que significa que vivieron 31 y no 24 meses, como el promedio de su especie. Pasado a años humanos, ello significa que una persona que vive en promedio 70 años habría vivido 16 años extra. “Lo que es interesante es que es posible alterar la señalización en el hipotálamo para ralentizar el proceso de envejecimiento y aumentar la longevidad”, destaca Cai.

Más información en www.latercera.com

Si te gustó esta noticia, entérate antes que nadie de las últimas novedades de nuestro blog.

Recibe las noticias en tu correoSi lo prefieres, recibe las noticias en tu correo:


  • Compartir en Meneame
  • Compartir en Delicious
  • Compartir en Bitacoras
2 Comentarios - Déjanos el tuyo
  1. Escrito por José Pascual Zapata el 23 de mayo

    El Premio Nobel Alexis Cárrel ya en 1912, demostró al mundo mediante un experimento que duró mas de 20 años, metiendo el corazón de una gallina en una cubeta lo mantuvo funcionando a base suministrarle sales minerales, (sodio, potasio, magnesio y calcio) y cambiando estas sales cada dos días, hasta que decidió desconectar, el corazón de la gallina permanecía funcionando indefinidamente. Aportemos los nutrientes necesarios a nuestras células y viviremos más y en mejores condiciones, quizás la solución pase por los experimentos que 1904 demostró al mundo el sabio francés René Quinton, quien curaba todas las enfermedades de la época con agua de mar sin tratar, tal como sale del mar hipoertónica al 35% de gramos por 1000 en sales e isotonizándola al 9% gramos por 1000 de sales.

  2. Escrito por Cecilia el 28 de mayo

    Muchas gracias por toda la información que nos aportas

Déjanos tu comentario

* Tu e-mail no se hará público

Tu comentario

© Copyright 2010 Balneario de Archena - Acerca de Balneario de Archena - Aviso legal / Política de privacidad - Condiciones de uso - Contacto - Diseño web: e_make